Buscar
  • sergiobenet

Patrocinios en los eSports: ¿qué hay que tener en cuenta?


Desde este mismo blog hemos repasado en muchas ocasiones las oportunidades de monetización que nos ofrece el negocio de los eSports y de lo limitado que resulta en este momento obtener ingresos alternativos, más aún en un contexto de pandemia. Con este artículo vamos a centrarnos en la que resulta la principal y más habitual forma de monetizar los negocios tangenciales de los deportes electrónicos: el patrocinio.

Desde el principio la sponsorización ha sido el caladero más evidente y directo a la hora de obtener ingresos para los eSports por diferentes motivos. Para empezar, es la manera más intuitiva puesto que hereda la mayoría de preceptos de los deportes convencionales. Por otro lado, ofrece un amplio rango de posibilidades que van desde el patrocinio directo, pasando por el product placement y acabando en activaciones de amplio espectro en las que todo cabe. De hecho, en los últimos años se ha evidenciado que esta opción es la más eficaz y extendida con lo que podemos hablar de una evolución real en la forma de entender la relación entre marcas y eSports.


Son muy destacables las grandes iniciativas que se han llevado adelante desde diferentes actores del sector y que han servido para poner en evidencia que el patrocinio en sus diferentes opciones es una magnífica opción de valor en la que es muy fácil encontrar un retorno para marcas en los que la inversión se ve claramente satisfecha en un plazo de tiempo muy pequeño. En este sentido, es de destacar la fantástica capacidad tractora de los deportes electrónicos, especialmente para un nicho de población joven que además resulta de muy difícil alcance para los medios tradicionales. En definitiva, los eSports son excelentes para acceder a la población inaccesible.

Pero por desgracia no todo es positivo en el idilio entre patrocinios y eSports. Pese a la gran propuesta de valor que se ofrece, el boom del sector ha generado un gran número de equipos, ligas, eventos y gamers susceptibles de patrocinio al punto de llegar a saturar el mercado, lo que ha esquilmado a los posibles anunciantes, y lo que es peor aún, se ha devaluado de forma muy acusada la inversión en publicidad. El problema subyacente es la total dependencia del sector en el patrocinio que se desmarca como la principal si no única forma de obtener ingresos de un sector muy necesitado de facturación y en el que las opciones se ven muy reducidas. Si llevamos estas máximas a la era COVID, la situación se acentúa todavía más.

Así pues, vemos un futuro complejo y desafiante para el sector que se ve atenazado por la dependencia que limita y devalúa su modo de financiación y para el que hay que encontrar alternativas si queremos que no se produzca una situación de “base cero” que ahogue al sector.

Por suerte, los eSports resultan tan cambiantes como adaptativos y esa es una de sus mayores virtudes, ya que estamos seguros de que gracias a esa capacidad morfológica podremos mirar al futuro y ver una escena de eSports cada día mayor.

17 vistas

Copyright © 2020 by World eSports Enterprise S.L.

  • Facebook - Grey Circle
  • LinkedIn - Grey Circle
  • Google+ - Grey Circle